Daimiel Ciudad Real Fotos Turismo España
Ciudad Real Pictures Gallery Spain Tourism Photos
Daimiel fotos   Daimiel turismo y datos   Tablas de Daimiel
       
  Daimiel Turismo  
       

 

 

       
Ver más fotos y ampliar Daimiel Ciudad Real

Altitud 622 m
Distancia 30 km a Ciudad Real
Superficie 438 km²
Población 17.721 hab.

Ayuntamiento Daimiel
Plaza De España 1,
Daimiel
926 260 600

       

TURISMO

Declaradas Parque Nacional en 1973, Las Tablas de Daimiel son el último representante de un ecosistema denominado tablas fluviales que se formaban por los desbordamientos de los ríos en sus tramos medios, favorecidos por fenómenos de semiendorreismo y por la escasez de pendientes. Las Tablas, declaradas Reserva de la Biosfera, son vitales para la avifauna europea, lo que les hace tener un interés mundial. Característica es también su vegetación palustre, enraizada en el fondo de unas aguas que han dado vida a todo un entorno con larga tradición histórica.

En el extremo sur del P.N. de Las Tablas, se localiza la dehesa de Zacatena. Su origen se remonta a la época romana y citada por el geógrafo árabe Edrisí. Este antiguo pueblo fué cedido a la Orden de Calatrava a finales del siglo XII. En la actualidad es la única finca que conserva el encinar autóctono con ejemplares centenarios. En la parte sur de la dehesa, en las proximidades del Guadiana se alza de forma señorial la Casa de los Guardas, típico ejemplo de la casa de labor manchega: "quintería".

En las proximidades de la dehesa de Zacatena se localiza el Molino hidráulico de Puente Navarro, uno de los diferentes molinos de agua que van surcando el cauce del Guadiana dentro del término de Daimiel. En las proximidades también se localizan algunos ejemplos de casillas de pescadores, construidas con materiales del entrono: piedra caliza, tierra y techumbre de carrizo.

500 m. antes de llegar al P.N. de Las Tablas se localiza el paraje de Molemocho donde se encuentra el molino de agua del mismo nombre, edificaciones de origen muy primitivo, que empleaban la fuerza del agua para la molienda del cereal. Aparece citado en el siglo XVI en las Relaciones Topográficas de Felipe II.


El Yacimiento arqueológico Motilla del Azuer de la Edad del Bronce (1800-1300 a. C.) declarada Bien de Interés Cultural (B.I.C). Es sin lugar a dudas uno de los mejores exponentes por su peculiaridad de la Edad del Bronce en La Mancha. Es una de las motillas mejor conocidas, ubicada en el término municipal de Daimiel, a 10 Km. de la localidad y próxima al cauce del río Azuer. Se trata de un asentamiento fortificado, sirviendo su recinto interior de proyección y donde se desarrollaban una serie de actividades económicas comunitarias como almacén de cereales o fabricación de cerámica. A lo largo del término municipal se localizan ocho motillas.

Se trata de construcciones formadas por varios anillos amurallados concéntricos en torno a una gran torre centra. Las dimensiones oscilan entre 4 y 10 metros de altura y unos 50 de diámetro. Las murallas de las Motillas se construyeron con la técnica de la mampostería, utilizando piedras de mediano tamaño trabadas con barro.

El Santuario de la Virgen de Cruces Se localiza a 12 Km de la localidad. Sencillez y sobriedad son la nota dominante en esta construcción declarada Bien de Interés Cultural (B.I.C). El Santuario acoge a la patrona de Daimiel, la Virgen de las Crices, una imagen negra y gótica. Una extensa arboleda rodea el Santuario, siendo el lugar idóneo para momentos de ocio y diversión, principalmente durante las dos romerías celebradas en honor a la patrona.

PREHISTORIA

A pesar del gran número de yacimientos de la Edad del Bronce en la provincia de Ciudad Real son pocos los estudios realizados ya que una de las hipótesis mantenida a lo largo del tiempo ha sido la ausencia de auténticas culturas de la edad del Bronce, con entidad propia, en regiones del interior de la Península.

Actualmente estas consideraciones deben desecharse para Ciudad Real según los resultados obtenidos en las diferentes campañas arqueológicas realizadas.

Las Motillas son asentimientos fortificados localizados en las zonas llanas y fácilmente inundables o en zonas palustres de la Cuenca del Guadiana. En el término municipal de Daimiel está la mayor concentración de motillas de toda España y son: la Motilla del Azuer, La Motilla de las Cañas, La Motilla de Zuacorta, La Motilla de la Casa del Cura, Motilla de la Vega Media, Motilla de la Albuera, Motilla de Daimiel y Motilla de la Máquina.

LA EDAD MEDIA Y MODERNA

El primer documento oficial donde aparece el nombre de Daimiel es en el "Bulario de la Orden de Calatrava" con motivo de la "Concordia ajustada entre el Arzobispo de Toledo d. Rodrigo Jiménez de Roda y el Maestre de Calatrava d. Fernando Ordóñez.

La Concordia o acuerdo iba referida a los diezmos (tributos que suponían un décima parte de lo que se ganaba) que debían pagar todos los pueblos pertenecientes a la Orden de Calatrava al Arzobispo de la Diócesis de Toledo. En este acuerdo se le demandaba a Daimiel el pago de los diezmos. El documento está fechado el día 7 de julio de 1245.

Del texto se desprende que Daimiel ya tenía una población importante y su fundación puede remontarse a algunos años atrás. Habría que considerar la posibilidad de que Daimiel fuera tal y como los pueblos de la época un núcleo aislado pero con cierta importancia ya que en su entorno existe gran cantidad de lugares que en su día tuvieron cierto número de pobladores y construcciones y que hoy han desaparecido o de los que nos quedan escasos vestigios, como Barajas, Xetar, Curenga, Moratalaz, Ureña y sobre todo la Dehesa de Zacatena, que en el siglo Xlll gozaba de gran riqueza forestal y producía en la Orden ventas importantes.

Zacatena, ocupa la zona norte de Daimiel después de la conquista del territorio y repoblación cristiana en la edad media a la cual se concedían importantes exenciones y privilegios, como el concedido por Enrique ll en 1373 sobre la exención del impuesto de Moneda.

Con anterioridad a esta fecha de 1245, existe otra cita de 1232 que se recoge en la "Crónica de la Orden de Calatrava", cuando ésta decide establecer su territorio. En el año 1268 se señala el término territorial de Daimiel, según un privilegio dado por el maestre Fray Juan González, librado por Consejo Real en pleito con el comendador Fray Alonso Calvillo.

Llegados a este punto, podemos hacernos una idea de la importancia que tenía Daimiel para la Orden de Calatrava, que culminaría con la creación de la encomienda en 1299. La Encomienda se define como "un beneficio que comprendía una unidad territorial cuyas ventas percibía su detentador y esta riqueza económica generaba un importante número de población, considerando que había aproximadamente entre 1500 y 2000 habitantes, concentrada en la zona más antigua de Daimiel, lo que se conoce como la calle San Juan hasta la iglesia de Santa María, pudiéndose afirmar que la población musulmana se concentró en este lugar.

A finales del siglo XlV se puede hablar de un Daimiel con un gran crecimiento de población, importante como núcleo económico que aglutina en torno a sí a otras poblaciones. Como muestra de la prosperidad económica de la época basta citar la necesidad de la construcción de una parroquia que aglutine a todos los vecinos, ubicándose en lo que hoy se conoce como Parterre, bajo la advocación de la "Madre de Dios".

Los finales de la Edad Media y los comienzos de la Edad Moderna para Daimiel coinciden con un crecimiento de la población muy importante, y una ciudad incipiente con energía y factores a su favor como son el entorno, con parajes y recursos de enorme valor dentro de la región; la población, culturalmente rica por la convivencia de tres culturas: judía, musulmana y cristiana, y por último, la religión, que ejerce una labor social importante, marcando con sus criterios todas las actividades de la comunidad. La necesidad de la construcción de una segunda parroquia en Daimiel, San Pedro, explica el desarrollo económico alcanzado en la localidad y para avanzar en la historia no debemos perder de vista que Daimiel está englobado como encomienda, adscrita a la Orden de Calatrava, convirtiéndose en una encomienda doble, uniéndose a la que era hasta entonces la encomienda de Xetar, que perpetuamente, se unirá a Daimiel.

En cuanto al aspecto social, los datos de la población ofrecen información como la existencia de esclavos ocupando trabajos gremiales como horneros y molineros. En esta época se documenta la existencia, estable, de población mudéjar. En este periodo, Daimiel no es ajeno a una coyuntura histórica importante, la que rige los designios de los reinos hispanos bajo el mandato de los Reyes Católicos. Como actuación de los reyes en su época de reinado, queda constancia de la creación de un nuevo hospital en el año 1502, el hospital de Santiago.

La peste y las malas cosechas que afectan al Reino Español no dejaron indiferente a la población de Daimiel, reflejándose en numerosos documentos una evidente pérdida de valor de la encomienda.

Por aquel entonces la población era un mosaico de culturas, razas y religiones. La población musulmana, recién convertida al cristianismo conocida como los "moriscos" ocupan un lugar muy destacado; no se comportaban como una sociedad exclusiva, sino que denota claramente el proceso de integración del primitivo núcleo musulmán de Daimiel. De esta población, muy numerosa, se destaca, además, su fidelidad y honradez hacia los Reyes.

De muy poca información se dispone para hablar de otro núcleo social importante: los judíos; sin embargo es difícil concretar sus características aunque ocuparon numerosos cargos públicos, comprados a menudo mediante favores o créditos. Su relación con los moriscos no es buena, enfrentándose y acusándoles ante el Santo Oficio.

Establecer el número de vecinos por estas fechas es complicado, pero hay datos censales entre 1590 y 1591 que demuestran que Daimiel se considera el cuarto núcleo más poblado de la zona que hoy engloban las CCAA de Castilla La Mancha y Madrid.

La economía del momento, basada en la agricultura y la ganadería no está exenta de profundos problemas, motivados sin duda por el enfrentamiento entre agricultores y ganaderos; los primeros beneficiados por la riqueza de la zona, son pocos y disfrutan de grandes humedales. Los ganaderos por su parte, tienen una gran escasez de montes en el término del municipio.

En esta época, el reinado de Felipe ll mantienen una relación especial, constatada por cartas reales dirigidas al municipio en relación con la construcción de edificios, así como la visita real certificada por varias estancias del monarca en la Dehesa de Zacatena hasta tres veces, jornadas que se dedican a la caza.

Se puede afirmar que durante este periodo Daimiel experimentó un crecimiento considerable durante los siglos XV y XVl, según se desprende de las conocidas "Relaciones Topográficas" mandadas hacer por Felipe ll.
 

       
Ver más fotos y ampliar Daimiel Ciudad Real Ver más fotos y ampliar Daimiel Ciudad Real Parque Natural Tablas de Daimiel Ciudad Real Ver más fotos y ampliar Daimiel Ciudad Real
       
       
  Daimiel Turismo Rural Ciudad Real  
 
Lugares Próximos:
De interés:
Lugares turísticos con encanto:
Servicios turismo recomendados:
Ciudad Real - Fotos de Turismo y Viajes - Fotos de zonas con encanto, temas de interés Turístico, Cultura y Tradiciones - Photos gallery Tourism images
Inicio spainCenter.org | Turismo Castilla La Mancha | Alimentos | Agricultura | Turismo España | Turismo Mundial

Belleza | Educación | Artesanía | Construcción | Motor | Profesionales | Inmobiliarias | Decoración | Cuchillos | Moda | Deporte | Bodegas Vinos
Empresas Destacadas | Empresas b2b y b2c | Albacete | España | Spain Pictures Gallery Tourism Photos | Quiénes somos | Aviso Legal

Publicidad, marketing y promoción de turismo, zonas geográficas, sectores de negocios y empresas
spainCenter@spainCenter.org