Manzanares Ciudad Real Fotos Turismo España
Ciudad Real Pictures Gallery Spain Tourism Photos
Manzanares fotos   Manzanares turismo y datos
       
  Manzanares Turismo Rural  
       

 

 

       
Ver más fotos de Manzanares y ampliar

A 55 km de Ciudad Real
20.000 habitantes
474,2 kilómetros cuadrados,
altitud de 654 metros

Ayuntamiento de Manzanares
Plaza de la Constitución, 4.
Telf: 926 61 03 36

       

Al final de Agosto, merece la pena ver el Festival de Teatro Lazarillo, al que acuden importantes compañías y que viene celebrándose desde 1974.

Por un lado la celebración de La Feria y Fiestas de Manzanares tienen lugar a mediados del mes de Julio y durante las cuales se realizan multitud de actividades y diversiones. Podemos destacar las corridas de toros, la concentración de motos antiguas, los conciertos musicales y pruebas deportivas, siendo de gran tradición las de atletismo. Estas fiestas coinciden en el tiempo con la Feria Regional del Campo y Muestras (FERCAM), una de las Ferias Agrícolas más antiguas del País, puesto que se viene celebrando desde 1960, y que por su importancia y volumen comercial, se sitúa en la cabeza de los encuentros agrarios más importantes.

Las Fiestas Patronales, por su parte, se celebran el día 14 de Septiembre.

La Semana Santa de carácter eminentemente religioso con 7 importantes procesiones en las que participan las 8 Cofradías y Hermandades locales, donde destacan los pasos del escultor gaditano Luis Ortega Bru. El desfile procesional más llamativo es la Procesión del Silencio en la madrugada del viernes, también es de destacar el solemne Vía Crucis de Penitencia el Miércoles Santo por la noche.

El Carnaval con su desfile de Carrozas y Comparsas y sus pasacalles es uno de los más vistosos y bulliciosos de la provincia. Arranca el sábado con su presentación y concluye el miércoles de ceniza con el popular entierro de la sardina.

HISTORIA

El sacerdote Inocente Hervás y Buendía ya escribió en el siglo XIX que en el término de Manzanares existen al menos dos puntos de posible poblamiento prehistórico, el Pozo de la Raya cercano al del Ciervo y las ruinas existentes en el camino de Membrilla. A igual distancia de la villa manzanareña y de Membrilla, se cree que se alzó Iyuzun, de donde se sacó el 26 de octubre de 1841 un pequeño ídolo de piedra de medio cuerpo; asimismo es posible que corresponda a la época anterromana el castillejo de La Mesnera.

De la posterior civilización romana hay varios autores que destacan el paso de dos vías por este término. Del mismo modo, las Cañadas ganaderas, según recuerda el ilustrado religioso, constituyeron el más importante medio humano de comunicación, no sólo pecuario en la Edad Media, y por las tierras donde hoy se erige Manzanares se cruzaban entonces la Soriana y la de Cuenca, lo que muy probablemente favoreció el posterior poblamiento y su desarrollo definitivo.

Existe también el Manzanares santiaguista, primero, y el calatravo, después, por amor de las nuevas fronteras que deparó la guerra contra los árabes. El término de Manzanares constituyó una de las más importantes encomiendas de la Orden de Calatrava, cuyo titular o Comendador residía en el castillo y administraba las rentas de la Orden de su término. El antiguo poblamiento, según algunas fuentes, fue reconquistado por Martín Martínez, quinto maestre de la Orden de Calatrava, a principios del año 1198, edificándose a partir de entonces el castillo y en 1299 se erigió y pobló la villa junto a éste. Más tarde, en torno a 1352 se amuralló por orden del maestre Don Juan Núñez de Prado, obra que fue realizada por sus habitantes en cinco años, a cambio de la condonación a la villa de ciertos impuestos.

El Manzanares calatravo se afianzó en la fuerza de la espada y la persecución de la cruz guiadas en el siglo XIII por los nobles vascones de la Casa Sagasti-Manzanares, que acompañaron al navarro abad Raimundo de Fítero en su visionario recorrido por La Mancha. Allí fundaron villas y pueblos a la sombra de la poderosa Orden religiosa y militar.

Existe, desde entonces, el Manzanares medieval del Castillo de Pilas Bonas, hasta hace poco tiempo arrullado entre construcciones sin alma, oculto al paso de los siglos como queriendo guardar el embrujo de sus viejas historias. Historias de una verdad oscura, de guerras civiles, de hermanastros enfrentados a muerte o de la victoria de los Trastámara. Actualmente recuperado con majestuosidad como símbolo de una vieja ciudad que rememora su legado más antiguo.

Está, al fin y al cabo, el Manzanares fiel al emperador Carlos V. Un Manzanares de capa y jubón que se enfrentó a los comuneros, a los lejanos mercaderes de lana y del vellón y que dejó para la posteridad indeleble el título de "Leal Villa". "El Comendador D. Rodrigo Manrique en 1519 con motivo de la guerra y levantamientos de las Comunidades hizo restaurar el castillo, limpiar sus fosos, poniendo en pie de guerra todos los hombres útiles de la población y aliándose a las villas de Villarrubia y Daimiel se aprestó a la defensa de los derechos del Rey. Desde esta fecha, dice el Sr. Peñalosa, comenzó a llamarse la Leal Villa de Manzanares". Aún se dibuja en el tiempo el Manzanares mestizo, aquel que llegó a tener una de las morerías más populosas de todo el Campo de Calatrava. En el año de 1624 pasó por la villa el rey Felipe IV, de camino a Andalucía, lo que dio origen a que el escritor Francisco de Quevedo, que integraba el séquito real, enviara una carta a su amigo el Comendador, el Marqués de Velada, en la que, entre otras cosas, relataba: "...a ruego de los regidores de Manzanares, por consolar aquellos a sus vasallos, pasó su Majestad por su encomienda de V. Merced, y a todos pareció muy buen lugar".

Y ésta el Manzanares decimonónico, heroico contra el francés, como recuerda el historiador manzanareño José Antonio García Noblejas, ardiente de fuego y de rabia contra los cañones de un imperio invasor, contra los sables y las chatarreras de los dragones bigotudos. Un Manzanares que guiado por la audacia luminosa del párroco Pedro Álvarez de Sotomayor, bajo la protección de Nuestro Padre Jesús del Perdón, consiguió evitar la aniquilación del general Sebastiani y que, más tarde, despertó la admiración del general Castaños por su contribución a los sucesos de Bailén. Precisamente, por la participación de los manzanareños en esta batalla volvió a ser reconocida la población, mucho antes que la vecina Valdepeñas, con títulos honoríficos, en este caso, el de Ciudad Fidelísima.

Y queda memoria del Manzanares que fue testigo del paso de O´Donell y Cánovas del Castillo, de la firma y pronunciamiento del manifiesto que abrió las puertas del triunfo a la Vicalvarada, la revolución que en 1854 intentó reinstaurar el progresismo en España.

Diversas fuentes hablan del gran crecimiento de Manzanares durante la Edad Media, paralelo a la importancia concedida por la Orden de Calatrava, pese a lo cual en el Siglo XVII se dejó sentir el tremendo efecto de la peste que hizo perecer a gran parte de la población.

       
Ver más fotos de Manzanares y ampliar Ver más fotos de Manzanares y ampliar Ver más fotos de Manzanares y ampliar Ver más fotos de Manzanares y ampliar
       
  Así es Manzanares Ciudad Real, sin palabras.  
 
Lugares Próximos:
De interés:
Lugares turísticos con encanto:
Servicios turismo recomendados:
Ciudad Real - Fotos de Turismo y Viajes - Fotos de zonas con encanto, temas de interés Turístico, Cultura y Tradiciones - Photos gallery Tourism images
Inicio spainCenter.org | Turismo Castilla La Mancha | Alimentos | Agricultura | Turismo España | Turismo Mundial

Belleza | Educación | Artesanía | Construcción | Motor | Profesionales | Inmobiliarias | Decoración | Cuchillos | Moda | Deporte | Bodegas Vinos
Empresas Destacadas | Empresas b2b y b2c | Albacete | España | Spain Pictures Gallery Tourism Photos | Quiénes somos | Aviso Legal

Publicidad, marketing y promoción de turismo, zonas geográficas, sectores de negocios y empresas
spainCenter@spainCenter.org